¿QUÉ ERA LA CUARTA URNA?
En la consulta popular no vinculante del 28 de junio, se iba a auscultar la voluntad del pueblo sobre la posibilidad de que en las elecciones del 29 de noviembre de 2009 se expidiera en torno a la necesidad o no de una reforma constitucional.
¿Por qué cuarta urna? Porque en las elecciones del 29 de noviembre, la primera urna sería para elegir presidente, la segunda urna para congresistas, la tercer urna para alcaldes y la cuarta urna para decir si o no a una Asamblea Constituyente.


Mariano Saravia – Periodista y escritor argentino (Mendoza)
Editorial Nuestra América. Buenos Aires, 2009













Papeleta para Encuesta de Opinión a Nivel Nacional a realizarse el 28 de Junio de 2009


CUARTA URNA – Convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente

…ante la imposibilidad real de satisfacer las demandas gremiales, de empleo y protección social, Zelaya propuso la construcción de un acuerdo nacional al margen de los problemas inmediatos del país, y por encima del bipartidismo y de los procesos electorales: la convocatoria (cuarta urna) a una Asamblea Nacional Constituyente con la responsabilidad de aprobar una nueva Constitución de la República para “refundar Honduras”. La nueva Constitución fue proyectada desde el oficialismo como “la solución total a los problemas nacionales”, mientras que para la oposición oligárquica era “el caballo de Troya de Chávez y la madre de todos los males por venir”. El riesgo de la iniciativa presidencial era elevado, sobre todo cuando innecesariamente involucró a las Fuerzas Armadas en el proyecto de acarreo para la consulta de la cuarta urna y les dio la excusa para iniciar la lucha contra lo que denominan “el comunismo disfrazado de Socialismo del Siglo XXI”.

Manuel Torres Calderón – Periodista
Tegucigalpa / 31 de julio 2009.


Honduras en perspectiva (fragmento del libro HONDURAS HOY por Mariano Saravia)

Durante toda la década de 1980 se aplicó en Honduras un terrorismo de Estado feroz, con torturas, muertes y desapariciones de personas, cuyo principal responsable fue un personaje oscuro: Billy Joya, quien hoy es asesor en seguridad del dictador civil Roberto Micheletti. Al mismo tiempo, en las ciudades y en el interior de Honduras, era común ver a los contras mezclados con gente de la CIA y veteranos de Vietnam, todos involucrados en la guerra nicaragüense.

De estos años, 1982, data la constitución vigente en Honduras, que Mel Zelaya quería reformar con el proceso de la cuarta urna. Pero la excusa de la oligarquía y los militares es que esa constitución tiene artículos “pétreos” que no pueden ser modificados nunca.

En 1990 asumió la presidencia Rafael Callejas, del Partido Nacional, pero a fines de 1993 volvió a ganar el Partido Liberal con Carlos Reina, sucedido por su correligionario Carlos Flores Facussé y luego por el conservador Ricardo Maduro (panameño de nacimiento, por lo cual no podría haber sido presidente según la misma constitución que hoy defienden los golpistas). Durante todos esos años, los distintos gobiernos fueron títeres del Imperio y la oligarquía local, implementando a rajatabla los postulados del Consenso de Washington y el neoliberalismo. Sólo Reina, en 1995, bajo presión popular intentó algunas medidas para acotar el poder de las Fuerzas Armadas e investigar las violaciones a los derechos humanos de la década anterior. Inmediatamente el Ejército llenó de tanques Tegucigalpa y ese solo gesto de demostración de fuerza bastó para que todo quedara en la nada.

Mariano Saravia – Periodista y escritor argentino (Mendoza)
Editorial Nuestra América. Buenos Aires, 2009

1 comentario:

o escribenos a quiendijomiedofilm@gmail.com